Tag Archives: Pudin piña y coco

PUDIN CON PAN DURILLO, AHORRA UN EURILLO

12 ago

Podemos aprovechar restos de pan o bizcochos y galletas que estén un poco duros, para hacer este rico postre.

Sólo tenemos que añadir una crema de flan, con los sabores que nos gusten y listo.

Pudin de helado de  piña y coco

Ingredientes:

  • 300 gramos de helado de nata ó coco
  • 50 gramos de coco en barrita, de la marca blue dragon ó similar
  • 3 dl de leche de coco o leche normal, si usamos helado de coco (es un poco menos de un vaso de 250ccl)
  • 3 huevos
  • bizcochos de soletilla, o galletas de coco o pan duro…(para aprovechar)
  • 1/2 vaso de zumo de piña
  • 9 rodajas de piña en almibar
  • 100 gramos de azúcar y un poquito de agua para el caramelo

Preparación:


Hacemos un caramelo rubio con el azúcar y un chorrito de agua y lo ponemos en el fondo y las paredes de un molde de pudin.

En un cazo ponemos a derretir el helado con un poco de la leche y el coco, cortadito en trozos pequeños. Cuando se integren los ingredientes, los apartamos para que se entibien.

Batimos los huevos con el resto de la leche.

Cuando la mezcla que hemos puesto al fuego esté casi fría, le añadimos el batido de huevos y leche y mezclamos bien todo, hasta que sea una mezcla homogénea.

Vamos poniendo capas sobre el caramelo.

Primero las tres rodajas de piña al centro y sobre ellas los bizcochos de soletilla, bien apretados y sin dejar huecos, rellenando con trocitos más pequeños las partes que queden sin cubrir.

Bañamos la primera capa de bizcochos con zumo de piña y después los regamos con la crema de flan. Ponemos otras tres rodajas de piña en el centro, los bizcochos, regamos y así sucesivamente, hasta terminar en una capa de bizcochos.

Echamos por encima de la última capa de bizcochos, la crema de flan que quede y metemos en el horno 175º, al baño de maría, aprox 45 minutos. Hasta que metamos un palillo largo y salga limpio.

Desmoldamos cuándo esté aún algo tibio, metiendo con cuidado un cuchillo por todo el perímetro. Si la piña caramelizada de la parte superior, se ha quedado pegada al molde, saldrá con facilidad si lo ponemos dentro de un recipiente con agua caliente, con cuidado de que no le entre al pudin.

Meter al frío y disfrutar.

El coco en barra, es económico y para la receta no utilizamos ni la mitad del envase. Se puede guardar en el frigorífico durante meses y viene muy bien para usar en platos orientales con curry.

Si queremos hacer el pudin más económico, podemos sustituir el helado por 300 cl de leche y poner el sabor que más nos guste. Por ejemplo esencia de vainilla, canela y limón…

Con esta receta, podemos dar un postre a 10 ó 12 personas.

Frase del día: A quien madruga…, pan recién cocido de centeno y trigo.

Tostadas de manteca “colorá”. De pan tumaca, con jamoncito.

De mantequilla y mermelada de melocotón al whisky.

De aceite y azúcar ó de tomate seco en aceite, con aceitunas negras y mozzarella.

De higos secos muy cortaditos y mezclados con queso fresco…

Hacer un buen pan con el que sorprender nuestros seres queridos, es más sencillo de lo que parece, para aquel que nunca se ha atrevido.

El sabor y la textura, sorprenderán a todos y podremos disfrutar de un desayuno lleno de aromas de la infancia y sobre todo…, de cariño.

Podemos hacer esta masa, por ejemplo un viernes por la noche y al día siguiente hornear, justo para que esté listo cuando se despierten los nuestros.

500 gramos de harina integral de trigo

375 ml de agua templada ( a unos 40º )

Levadura integral de panadería ( de venta en herbolisterias ) ó levadura fresca que venden en cualquier grande superficie.

1 cucharada de sal

Preparación:

Hacemos la masa en un bol y no manchamos casi nada.

Para que la levadura se integre bien, la deshacemos en un poco del agua templada.

Amasamos todo en el bol, tiene que quedar una masa ni muy dura ni muy blanda, que no se pegue a las manos.

Hacemos una bola con la masa y apretamos en el centro  con el dedo índice.

Tapamos con un film transparente y dejamos reposar 2 horas en un sitio tibio.

Podemos dejarla tranquilamente toda la noche en un bol grande, tapada.

Ponemos en el fondo de un molde de cake, un trozo de papel de hornear, de lado a lado. Echamos encima la masa y le damos forma con una espátula.

Hacemos 3 o 4 cortes transversales con un cuchillo, mojado en agua, para que el pan respire.

Espolvoreamos con una pizca de harina cruda y metemos al horno.

En el horno previamente precalentado a 220º, ponemos primero a 220º durante 25 minutos para hacer la costra.

Después a 170º, otros 35 ó 40 minutos para que se haga bien la masa por dentro.

PARA UN DESAVÍO

Tener alguna lata de paté  nos puede ayudar a improvisar algunas tapitas.

Un paté de liebre por ejemplo, no es caro y combinado con aceitunas en unos canapés, queda muy rico.

El de anchoas si lo añadimos a los cogollos de lechuga los hará revivir.

El de pimientos del piquillo con pescados a la plancha..

El de pato con un poco de mermelada de ciruela…

El de boletus con un ajo confitado en un pan calentito, y si no te gusta el ajo sobre unos huevos revueltos.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 26 seguidores