EL CARACOL QUE CONOCIÓ A UN CERDITO

1 Ago

¡ Como apetecen unos caracoles en verano !. Salimos a pasear y nos distraemos un rato, mientras degustamos una deliciosa tapa picante, que invita a mojar en la salsa, sobre todo si contiene unas tiras de buen jamón ibérico. Y para brindar por tan gustoso plato, nos refrescamos con una jarra de sangría hecha con buen vino y bien llena de hielo.

Caracoles con salsa de tomate y jamón

Ingredientes:

  • 500 gramos de caracoles
  • 200 gramos de jamón serrano o ibérico
  • 1 cebolla y 1 diente de ajo
  • 1 pimiento italiano
  • 1 kilo de tomate triturado
  • 1 o 2 guindillas
  • sal, pimienta negra, albahaca, un poquito de comino en polvo

Preparación:

La preparación va a variar bastánte, sobre todo en su factor tiempo, en función de que los caracoles sean de lata, ya limpios y precocidos, o tener que purgarlos tú en casa, durante 1 semana.

Purgamos los caracoles, teniéndolos dentro una redecilla, 1 semana en un sitio ventilado y con poca luz. Durante éste tiempo, ellos consumen los restos de alimentos que quedan en su intestino.

Transcurrida la semana, hay varias formas de lavarlos.,

Una forma sería, poner 3 puñados de sal gorda, medio vaso de vinagre y agua tibia. Los dejámos 1 hora y removemos de vez en cuando, para que suelten la tierra y la baba que les quede.

Yo personálmente, los lavo abundántemente en agua fría, así sueltan menos baba que si les pongo sal y vinagre.

Una vez lavados, los caracoles que no se muevan o no asomen los cuernos, se deshechan, los que tengan la concha cerrada, también.

Si queréis evitar el proceso anterior, los caracoles de lata son una buena opción, los congelados no los recomiendo porque suelen salir duros o chiclosos.

Vamos ahora a “ahogar” o “engañar” a los caracoles.

Los ponemos en una olla y los cubrimos de agua fría, a fuego lento. Cuando salen para afuera, subimos la temperatura y se mueren fuera de la concha.

A parte, ponemos otra olla con agua muy caliente en la que ponemos un pellizco de comino molido, las guindillas, pimienta blanca y hierbabuena seca.

Vamos quitando la espuma que sueltan y cuando el agua esté sucia, los pasamos a la otra olla y los hervimos 10 minutos.

Mientras hierven, pochamos la cebolla con el diente de ajo y el pimiento. Cuando estén blandos, subir el fuego y echar el tomate triturado, poner un pellizco de azúcar, sal y pimienta blanca.

Cuando el tomate esté listo, ponemos hierbabuena seca y un pellizco de comino en polvo. Pongo una cucharada de harina y la rehogo bien en el frito de tomate. Añado unas cucharadas del agua donde he cocido los caracoles y los añado, junto a las guindillas, bien escurridos, al sofrito.

Añadimos los caracoles bien escurridos, a la salsa.

Los dejamos cocer a fuego lento, 20 0 25 minutos, añadiendo el jamón en tiras, 15 minutos antes de retirar, rectificamos de sal y añadimos una guindilla más, si nos gusta que piquen bastánte.

Dejamos reposar, si es posible unas horas antes de degustar.

Nota: Preparad un buen pan para mojar la salsa.

Frase del día: Don Guiso, suspirando pensó ¿ porqué no has venido a verme escalonia mía ?

La cebolla.

Utilizada ya, por los romanos y griegos. Era prácticamente la dieta del pueblo, en la época del Egipto faraónico, cuya  alimentación consistía en pan, cerveza, cebolla, alguna fruta y muy de vez en cuándo, algo de carne.eza

Lleva tantos siglos en las ollas, las sartenes, los wooks…, que me pregunto, si seríamos capaces de comer sin ella.

Esos guisos nuestros…

Los pistos, las salsas italianas, la cocina oriental, la sudamericana.

¿ Puedes imaginar un cebiche sin ella ?.  ¿ Y unos frijoles huérfanos de cebolla ?.

Los guisos de atún y bonito.

Nuestro gazpacho sin una guarnición que la contenga.

¿ Y la tortilla de patatas ? o un buen pescado asado…

Querida amiga, sé que no te gusta que lloremos cuando vienes, pero bueno, al fin y al cabo…, son lágrimas de cocodrilo.

Anuncios

2 comentarios to “EL CARACOL QUE CONOCIÓ A UN CERDITO”

  1. Jorge 1 agosto, 2010 a 18:26 #

    Estos caracoles tienen que estar deliciosos, ¿los congelados dan mal resultado? me gustaría hacerlos pero es una semana lo que tardan en purgarse y me apetece probarlos ya….
    Nos gustan muchísimo tus frases del día. Espero que continúes con tus recetas mucho tiempo. Saludos.

    • Siéntate en mi cocina 1 agosto, 2010 a 19:05 #

      Hola Jorge,gracias por lo de las frases. Poder se pueden hacer congelados, pero el resultado es muy distinto.
      Suelen quedar como gomosos y duros. Si tienes prisa puedes intentar comprar una lata de caracoles precocidos, las venden en el Corte Inglés.
      De todas formas, cuando tengas tiempo, lo mejor es hacerlos tú.No es tan engorroso como parece y merece la pena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: