LA COSTILLA QUE TE HARÁ LEVITAR

2 Ago

Este plato, económico y sencillo, se puede dejar toda la noche macerando en la misma fuente de horno, y al día siguiente, metemos directamente a  hornear.

La idea es que quede crujiente por fuera y jugoso por dentro.

Podemos acompañarlo de rodajas de manzana a la plancha y un puré de patatas que podemos enriquecer con un poco de foie.

Eso sí, de postre algo ligerito como un sorbete de limón o fruta de temporada.

Si acompañamos con un tinto contundente, ayudaremos a digerir las grasas que contiene este delicioso plato.

 

Costillar de cerdo con miel y vermut blanco

Ingredientes:

  • 1 Costillar de cerdo de aprox. 1 kg.
  • 1 vaso de vermut blanco
  • 3 o 4 cucharadas de miel
  • 1 lima o limón
  • Sal, pimienta blanca y un poco de jengibre rayado (opcional )

Preparación:

Ponemos a macerar el costillar con todos los ingredientes durante 2 horas, si es posible toda la noche, mejor.

Metemos al horno precalentado a 180º, unos 40 ó 50 minutos, regando con vermut o agua, si fuera necesario.

Mientras se hornea, preparamos un puré con 2 patatas y cuando esten tiernas, pasamos por el pasapuré y las mezclamos con el foie.

Cuando veamos que está tierno, subimos la temperatura a 220º y esperamos que esté crujiente.

Dejamos reposar 5 minutos y mientras salteamos 2 manzanas descorazonadas y cortadas en rodajas en un poco de mantequilla, hasta que se doren un poco.

Servir con la guarnición de manzana y patatas.

 

Frase del día: Foie por solomillo y encontró a “Wellington”

El solomillo, acompañado por un medallón de foie y unos deliciosos champiñones salteados, envuelto en ese abrigo de hojaldre crujientito, Hum…

Foie con confitura de frutos rojos. Con mermelada de higos.

En una tosta con boletus y un cordoncito de glasé de ximénez.

Formando parte de una ensalada de hoja de roble, con nueces, orejones remojados y cortaditos en daditos y manzanas, aliñada con salsa de mostaza.

Probadlo como pincho, de filetito de solomillo con pasas, remojadas y salteadas en su propio jugo de oloroso,  coronado de puré de manzanas con almendras fileteadas.

¡Que de caldos para acompañar al foie!.

Los franceses lo degustan con diferentes variedades, siendo uno de los más famosos el Sauternes, un vino blanco y dulce que le va muy bien.

Hay opiniones encontradas respecto al uso de vinos tintos de reserva, con tonos complejos y contundentes, unos piensan que le van muy bien y otros, todo lo contrario.

Yo lo he probado con un tinto complejo y elaborado, y en mi modesta opinión, que para nada pretende quitar razón a los entendidos en la materia, prefiero combinarlo con vinos blancos secos, o dulces y ligeros.

En España tenemos varios que cumplen los requisitos  y son tan deliciosos o  más, que los de nuestros vecinos del norte.

Uno de los vinos que combinan muy bien con el foie, es el Jerez.

También un cava, ligero y afrutado.

Vinos blancos con tonos de madera y vainilla.

Blancos con aromas de frambuesa y melocotón.

En fin, para gustos…, por lo tanto, habrá mucha gente que lo prefiera maridar con un tinto joven, afrutado y complejo.

Disfrutemos de ese maravillosos foie, de la forma que nos apetezca, incluso como dicen los franceses, sólo, nada menos que, sobre un buen pan… ¡ et voi là!

 

PARA UN “DESAVÍO”

En Andalucía, se suele usar, ésta simpática expresión,para definir, un trastorno o un imprevisto con el que no contábamos.

Además, se suele utilizar sobre todo, en lo referente a comidas.

En ésta sección, intentaremos dar pequeños “trucos” para salir airosos de éstas situaciones. Aunque estoy segura que nuestras madres no necesitan que nadie les enseñe a improvisar sobre la marcha. Ellas son las grandes maestras, y me encantaría que nos dieran sus sabios consejos, para llevarlos a la práctica en cuanto la ocasión lo requiera. No obstante, yo conozco unos cuantos, que me ha enseñado mi madre y estoy encantada de compartirlos con vosotros.

No tenemos mucho tiempo, y sólo disponemos de huevos y alguna verdura congelada.

Si tenemos una bolsa de guisantes en el congelador, cosa bastánte corriente, pues se gastan para guisos…, vamos a hacer una tortilla de guisantes riquísima.

  • 4 huevos
  • media cebolla
  • 1 bolsa de medio kilo de guisantes congelados
  • sal y pimienta

Ponemos a pochar la cebolla, cuándo esté empezando a dorarse, subimos el fuego y ponemos los guisantes.

Los hacemos a fuego medio, intentando que no se cuezan sino que se pochen con la cebolla.

Cuando estén tiernos, batimos los huevos y mezclamos con cuidado con los guisantes y la cebolla escurridos y cuajamos la tortilla.

Nota: Si aderezamos con menta seca, el sabor es aún mejor. Esta tortilla está todavía más rica cuando se enfría.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: