HOY LIGERITO, QUE ES VERANITO

5 Ago

Hoy vamos a cenar crudites con distintos toppings. Es una comida ligera y sana, pero muy sabrosa. Se puede tomar en una comida principal, como primer plato y después hacer unos filetes de pescado o carne a la plancha.

Crudites variadas a las tres salsas

Ingredientes para 4 personas:

  • 2 zanahorias
  • 4 o 5 tallos de apio verde ( para ensalada )
  • 1 pimiento rojo
  • 2 endibias
  • 2 pepinos

Para la salsa de queso:

  • 1 tarrina de queso light
  • 1 cucharadita de curri ( si gusta )
  • Un pellizco de ajo en polvo
  • Un chorrito de aceite de oliva

Para la salsa de guacamole:

  • aguacate madurito
  • media cebolleta
  • medio diente de ajo sin el brote
  • trocito de pimiento rojo
  • tomate pequeño
  • un chorrito de lima
  • un chorrito de aceite de oliva
  • sal

Para la salsa de humus

  • 1 bote de garbanzos pequeño
  • un puñado de semillas de sésamo ( ajonjoli )
  • Un chorrito de lima o limón
  • un chorrito de aceite de oliva

Preparación:

Lavamos muy bien todas las verduras.

Mondamos, con un pelador, las zanahorias y el apio, para quitar bien las hebras.

Cortamos en bastoncitos la zanahoria, el apio, el pepino y todas las verduras que nos gusten y sean duritas.

Cortamos el pimiento en rodajas y si queremos podemos añadir por ejemplo  champiñones pelados y cortados en lonchas.

Reservamos en el frigorífico y hacemos las salsas.

Para la salsa de queso, mezclamos todos los ingredientes, hasta darle la consistencia que nos guste. Si añadimos un poquito de leche o nata, conseguimos que no esté tan espeso. Las salsas tampoco tienen que estar muy líquidas. El espesor ideal sería, meter una verdura y que se quede napada con la salsa, pero que no gotee.

Para el humus, ponemos en el vaso de la batidora los garbanzos, bien enjuagados y escurridos, el aceite de oliva, el ajonjoli, un buen chorro de lima y un poco de sal, batimos todo y listo.

Para el el guacamole, ponemos en el vaso de batir, el tomate, la cebolleta y el ajo, el trocito de pimiento rojo, bien cortadito, unas dos cucharadas de aceite de oliva, un chorro de lima y un poco de sal. Batimos todos los ingredientes bien, y le ponemos el hueso en el centro para evitar la oxidación.

Servimos las verduras con las salsas y vamos mojando indistintamente en las que nos gusten.

Podemos conbinar como más nos guste, aunque por ejemplo, las endibias van menos con el humus y mucho con el queso.

El pimiento sin embargo, casa mejor con el guacamole que con el queso y así, sucesivamente.

Hay muchísimas salsas más, que ya iremos viendo, por ejemplo el queso azul para las endibias, o una de anchoas para el pepino, la lechuga o el apio…

Frase del día: Metió la gamba “ en el cocktel. Que ricas están unas buenas gambas frescas a la plancha, con un vinito blanco fresco…

Las gambas se cocinen como se cocinen, son deliciosas.

En gabardina, con pasta, con aguacates en una ensalada, con arroz…

Tartar de gambas con huevas de trucha. 350 gramos de gambas frescas, un puñadito de huevas, no muchas para que no se solapen los sabores, un tomate, unas tiras de piel de lima ecológica, tres cucharadas de leche de coco,  un chorrito de lima, aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta blanca.

Quitamos los intestinos a las gambas, cortamos en trozos muy pequeños las gambas, las regamos con el jugo de lima y las metemos al frigorífico entre 15 y 20 minutos.

Cortamos en daditos pequeños el tomate y  mezclamos todos los ingredientes, teniendo cuidado con no pasarnos con la sal.

PARA UN DESAVÍO

Si se presentan unos invitados imprevistos, podemos preparar en un periquete, unas cuantas cositas para picar, con un fondo de despensa.

Además de las latas de aceitunas, que todos solemos tener, unas latitas de almejas chilenas, mejillones, siempre nos vendrán bien para un imprevisto.

Una lata de salchichas, nos puede permitir hacer unas simpáticas brochetas con tomates cherry y mozzarella por ejemplo.

Con una lata de almejas chilenas si le quitamos casi todo el caldo, reservando un poco y le añadimos un chorrito de limón, otro de aceite de oliva y una vuelta de pimienta, están deliciosas.

Una simple bolsa de patatas fritas, con un poco de pimienta y un chorrito de lima, gana bastánte.

Tener una bolsita de yuca frita, que es diferente a la patata.

Las palomitas de microondas, las trituramos en la batidora y sobre una ensalada cesar….

Un sofrito rápido de cebolleta y tomate con pimiento ( lo venden congelado para freir, ya cortado ), añadido a una lata de mejillones… gana también mucho, sobre todo si lleva un poco de guindilla.

El queso cortadito, combinado con unas nueces u orejones, también sirve para un aperitivo repentino.

Queso con tomate seco en aceite, con aceitunas negras.

Un tapenade, un humus de los que venden preparados….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: