OHÚ, ¡QUE CALÓ MA GRANDE!

10 Ago

Esta ola de calor nos está dejando a todos “aplatanados” y sin apetito.

Hasta mi pequeño perro “Pincho”, que por cierto está ahora en mis pies dándome más calorcito todavía, está desganado.

Para combatir este “fuego”, necesitamos algo fresquito y en pequeñas raciones.

Un plato frío que nos refresque y nos hidrate, además de aportarnos energía y alimento.

Como más os va a gustar ésta receta, es con  textura de sorbete servido en una copa de cava.

Sopa helada de melón con crujientes de jamón de pato

Ingredientes para 4 personas:

  • 1 melón mediano
  • 10 cubitos de hielo grandes
  • El jugo de 1 lima
  • Unas ralladuras de jengibre (muy poco)
  • Dos vueltas de pimienta blanca
  • Sal

Preparación:

Se puede hacer con o sin Termomix.

Yo la tengo averiada y he machacado los cubitos dentro de un trapo limpio de cocina.

Vaciamos el melón con un sacabolas.

Ponemos en una batidora de vaso, el hielo machacado con el jugo de lima y trituramos.

Vamos añadiendo a tandas los trozos de melón y batimos.

En la segunda tanda, ponemos un poco de ralladura de jengibre fresco ( es un sabor muy potente, al que no estamos muy acostumbrados, seamos comedidos a no ser que nos encante)

Seguimos añadiendo trozos de melón, y  en la última tanda ponemos la sal al gusto y la pimienta.

Metemos en la nevera o en el congelador, según la textura que prefiramos.

Si lo vamos a tomar como sorbete, es tan sencillo como meter al congelador en una bandeja en la que se pueda extender la crema helada. Al tener poca altura se congela enseguida, rascamos con una cuchara y servimos.

En el momento de servir, añadimos unas virutas de jamón de pato, que hemos pasado por la sartén previamente, para dejarlas crujientes.

Otra opción es poner las virutas en el horno, entre dos bandejas de silicona.

También podemos utilizar esta receta para postre, si sustituimos la sal por miel o azúcar de caña.

Frase del día: Blanca por dentro, verde por fuera, si te lo digo es”pera”.

La pera, riquísima fruta. Llena de nutrientes y muy refrescante en verano.

Esta deliciosa fruta es rica en pectina, lo cual la hace ideal como postre, en las comidas abundantes porque favorece las digestiones pesadas.

Es rica en fibra, que ayuda a limpiar el organismo.

Contiene vitamina C, Magnesio y Potasio.

Probadla en almíbar acompañada de helado de chocolate.

Para rellenar la pasta, acompañada de una salsa de queso…

Al vino tinto…

En un pastel de masa brisa con relleno de chocolate…

PARA UN DESAVÍO

Tener algunas latas reservadas para una comida “especial”, siempre viene bien.

Pimientos del piquillo enteros de buena calidad para rellenarlos de lo que nos guste.

Por ejemplo, una bechamel enriquecida con merluza o bacalao, que tengamos en el congelador, a la que añadiremos unas cucharadas de tomate frito y pimienta.(todos éstos ingredientes son de larga caducidad).

Unas latas de calamares rellenos, que enriqueceremos con un sofrito de cebolla, tomate y pimiento con un toque de cayena.

Guisantes en su jugo, que se pueden utilizar para hacer desde un puré, añadiendo dos patatas y una zanahoria cocidas, hasta una guarnición deliciosa, si le añadimos un poco de bacon salteado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: