EL MORENITO VENÍA DE SUIZA BUSCANDO NARANJAS, CON LAS BAYAS BAJO EL BRAZO

19 Ago

Mañana vienen unos amigos muy queridos. He preparado en víspera una tarta de chocolate suizo, que contrasta muy bien con la naranja.

Tarta de chocolate con crema de naranja amarga

Ingredientes para el bizchocho genovés:

  • 5 huevos
  • 160 gramos de azúcar
  • 160 gramos de harina tamizada
  • 40 gramos de mantequilla

Para el relleno y la cobertura:

  • 1 tarro de mermelada de naranja amarga
  • 1 tableta de chocolate de cobertura negro
  • 2 cucharadas de mantequilla para la cobertura
  • 50 cl de nata líquida
  • 100 gramos de cacao amargo en polvo
  • 25 gramos de mantequilla
  • 1 vaso de agua, medio de azúcar glass y licor de naranja
  • 2 hojas de gelatina
  • 3 cucharadas de azúcar molida
  • Unas bayas de grosella roja(opcional)

Preparación del bizcocho genovés:

Precalentamos el horno a 160º. Batimos los huevos con el azúcar hasta blanquear.

Metemos la mantequilla en el microondas y la dejamos en pomada. Ponemos un recipiente resistente al baño de maría con los huevos batidos y le añadimos poco a poco, la harina tamizada, batiendo sin parar. Al final añadimos la mantequilla en pomada y mezclamos bien.

Forramos la placa del horno con papel de hornear pintado de mantequilla y volcamos la mezcla. Metemos en el horno de 18 a 25 minutos en función del alto de la masa, hasta que al introducir un cuchillo salga limpio y la superficie esté dorada. Una vez frío, cortamos en dos y a su vez, en otras dos mitades de las que sólo usaremos tres. También se puede hacer en un molde redondo y cortar en tres.

Preparación del relleno y la cobertura:

Para el relleno de chocolate, ponemos a calentar la nata con el azúcar molido, mezclamos el cacao en polvo con un poquito de nata fría y lo incorporamos al fuego dando vueltas sin parar. Añadimos la mantequilla y batimos un poco más. Apartamos del fuego e incorporamos una hoja de gelatina. Dejamos que entibie y metemos al frío hasta que tenga una textura compacta.

Hacemos un almíbar muy ligero, con medio vasito de cointreau o algún licor de naranja similar, un vaso de agua y medio de azúcar y dejamos enfriar.

Mojamos una plancha de bizcocho con el almíbar y extendemos una generosa capa de crema de chocolate con gelatina. Ponemos otra plancha de bizcocho y después de regarla como la anterior, ponemos una capa de mermelada de naranja.

Derretimos en el microondas, el chocolate de cobertura con media cucharada de agua y dos de mantequilla, que le dará brillo. Calentamos dos cucharadas de agua, deshacemos la otra hoja de gelatina y unimos al chocolate.

Cubrimos con la última capa de genovés, que también va mojadito en almibar y lo napamos con la cobertura.

Adornamos con la grosella, unas nueces de granillo por ejemplo o nueces enteras, trocitos de naranja escarchada…

Metemos al frío por lo menos 3 o 4 horas para que el bizcocho se empape y coja todos los aromas.

Nota: Podemos ahorrar trabajo si utilizamos un bizcocho redondo para tartas, lo venden ya cortado. Para la crema del relleno se pueden utilizar nueces molidas o avellanas y no le pondríamos nata ni gelatina.

Frase del día: Transformemos las sobras del primero de ayer, en un segundo glorioso.

Eso es aprovechar porque siempre hay formas de dar salida a un alimento que nos ha sobrado.

Desde pasta, que puede utilizarse en una ensalada o una tortilla, añadiendo 3 cucharadas de queso parmesano rayado, un puñado de perejil picado y una guindilla fresca picadita y mezclarlo todo con 4 huevos batidos y cuajar.

Hasta pescados, que podemos convertir en un budín, añadiendo tomate frito, huevos y mahonesa. O hacer un pastel de pescado con arroz, queso, cebolla y unos champiñones rehogados.

Nos sobra cocido y hacemos una deliciosa “ropa vieja” utilizando la carne que nos sobró, cortada en tiras y enriquecida con col, media cebolla y 2 patatas cocidas. Rehogamos todo y mojamos con una tacita de vino blanco hasta que se evapore. Añadimos 3 huevos batidos y removemos hasta que estén casi cuajados. Decoramos con unas aceitunas negras y… listo.

PARA UN DESAVÍO:

Unas placas de hojaldre congelado ocupan poco espacio y nos pueden sacar de más de un apuro.

Además de empanadas salados o dulces, podemos hacer un desayuno improvisado, cortando el hojaldre en forma de triangulo, poniendo dos cucharadas de natillas espesas y enrollando en forma de croissant, horneamos y listo.

Podemos hacer el solomillo wellington clásico de siempre con champiñones, o cambiar por setas. Un rico pastel de morcilla con queso brie…, millones de combinaciones que se nos ocurran, cuyo delicioso envoltorio sea un crujiente hojaldre.

Los ahumados también son muy socorridos y duran tanto en la nevera…

Para las ensaladas, para añadir a un tartar cortaditos en trozos pequeños y acompañados de alcaparras, por ejemplo un tartar de gambas con salmón ahumado…

Salmón ahumado relleno de queso fresco y enrollado.

En tostas con huevo duro, alcaparras, anchoas, mahonesa…

Anuncios

2 comentarios to “EL MORENITO VENÍA DE SUIZA BUSCANDO NARANJAS, CON LAS BAYAS BAJO EL BRAZO”

  1. ruth 3 mayo, 2011 a 04:23 #

    Me parece muy interesante sus recetqas,me pondré manos a lan obra para ver como me salen…
    Gracias por compartir sus recetas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: