LA ENSALADA RUSA QUE INVENTÓ UN FRANCÉS

30 Ago

Una de las tapas españolas por excelencia, ya sea acompañada de gambas, langostinos, con encurtidos o no, es la “ensaladilla rusa”.

En Rusia y algunos paises es conocida con el nombre de su autor, ensalada Olivier.

La auténtica receta, que data de 1.860, nada tiene que ver con sus versiones actuales.

Su creador se llevó a la tumba el secreto de la receta original, que al parecer contenía entre otros ingredientes, carne seca de venado, esturión ahumado, hortalizas frescas y encurtidas…, casi nada de patata ( que es hoy su ingrediente más abundante ) y un aliño secreto que nadie ha sido capaz de reproducir hasta el día de hoy.

Hoy día, a lo largo de toda Europa y Sudamérica, existen multitud de variaciones cuyo elemento común son las patatas y la mahonesa, añadiendo ingredientes que van desde el pollo en Rusia, hasta la remolacha en Perú.

Ensaladilla rusa con variantes en vinagre

ingredientes:

  • 4 patatas nuevas medianas
  • 3 huevos duros
  • 2 latas de atún claro en aceite de oliva o bonito en aceite
  • 50 gramos en total, entre zanahorias, pepinillos y coliflor en vinagre.
  • 8 ó 10 cucharadas de mahonesa
  • Unas tiras de pimiento morrón y 3 cucharadas del caldo de la lata.
  • Unas huevas de trucha ó salmón (opcional )
  • 4 a 6 anchoas de buena calidad o 150 gramos de langostinos ( opcional )

Preparación:

Pelamos, lavamos y cortamos las patatas en cuadrados pequeños, si se van a servir en dados, o en trozos un poco más grandes, si se van a hacer  puré y las ponemos a hervir en abundante agua con sal.

Hervimos los huevos, los refrescamos y pelamos.

Cortamos en trozos pequeños los encurtidos o utilizamos los que vienen ya cortados (yo recomiendo usar los grandes porque suelen ser de mejor calidad).

Si no vamos a utilizar mahonesa industrial, montamos una con: 1 parte de aceite de oliva y 3 partes de aceite de girasol, 1 huevo entero, un chorrito de limón y sal.

Cortamos 2 de los huevos en trocitos pequeños y dejamos el tercero para decorar, rayando por separado la yema y la clara.

Cortamos 6 tiras de pimiento morrón en trozos pequeños y reservamos si queremos, unas tiras más, para decorar a nuestro gusto.

Cuando la patata esté cocida, la chafamos hasta dejarla hecha puré y la dejamos enfriar, poniendo 3 cucharadas de aceite de oliva y 3 cucharadas del caldo del pimiento morrón.

Mezclamos los ingredientes con la patata y si hiciera falta poner más mahonesa, la añadimos a nuestro gusto.

Damos la forma que nos guste, redonda, alargada, individual…

Napamos con unas cucharadas de mahonesa y adornamos como nos apetezca.

Si servimos una ración individual, quedará riquísima si ponemos sobre ella, dos o tres anchoas en aceite de oliva, o unas huevas de trucha o salmón.

También quedará muy rica con langostinos cortaditos en trozos no demasiado pequeños para que se vean y se saboreen bien.

Frase del día: Todos los animales a excepción del hombre, se conforman con un sólo plato.

Una comida tranquila compuesta de un primero, un segundo y un buen postre, resulta siempre un placer.

Degustar un fin de semana tranquilamente un brunch, tan de moda en los últimos años,  es una gozada.

Ir a un buen restaurante y disfrutar de su menú degustación, nos permite probar un “poco” de los mejores platos de ese establecimiento.

Nos encanta probar pequeñas raciones de muchos platos diferentes.

Hay muchas recetas que con ligeras variaciones o añadidos, se pueden convertir en platos únicos “gloriosos”, que nos harán disfrutar tanto o más que degustando muchos  “pequeños platitos”.

Por ejemplo un pollo asado, simplemente haciendo unos cortes en su piel e introduciendo trocitos de trufa, ( puede ser una tuber baratita de las del tarrito pequeño ) lo asamos como siempre y verás que diferencia.

Unos calamares en cuya farsa para el relleno añadimos, dos cucharadas de coñac y  la misma clase de tuber que usamos para el pollo.

Unas albóndigas de choco en cuya salsa naden media docena de gambas rojas congeladas ( que no suponen un gasto excesivo y a cambio darán una gracia especial al plato ).

Un revuelto de setas secas que hemos hidratado con agua y coñac o vino blanco y al que añadimos en el último momento otra pequeña tuber.

Una buena tortilla de setas cortadita en tiras, sobre un guiso de menestra del día anterior…

PARA UN DESAVÍO

Todos tenemos  en la despensa algunas latas de atún.

No sólo lo vamos a utilizar en lo mismo de siempre, ensaladas, ensaladilla, huevos rellenos y poco más.

Con 1 lata de atún, unas espinacas congeladas y cocidas, 100 gramos de mahonesa, 2 cucharadas de harina, 12 de leche, 1 de mantequilla, 4 claras de huevo, sal y pimienta, vamos a hacer un rico suflé de atún y espinacas.

Escurrimos el atún y las espinacas.

Mezclamos en un bol la mahonesa y la harina.

Añadimos las 10 cucharadas de leche, el atún desmenuzado y las espinacas picadas. Salpimentamos y batimos las claras a punto de nieve firme.

Las incorporamos a la mezcla anterior, mezclando con cuidado de abajo arriba.

Vertemos la preparación en 4 moldes de suflé, untados con un poco de mantequilla y cocemos en el horno precalentado a 180º, durante 35 ó 40 minutos, hasta que doblen su volumen y la superficie esté dorada.

Servimos inmediatamente… y a disfrutar.

Anuncios

4 comentarios to “LA ENSALADA RUSA QUE INVENTÓ UN FRANCÉS”

  1. raquel 1 septiembre, 2010 a 10:56 #

    Concha, me encanta la receta de la ensaladilla, la he hecho y me ha salido bastante buena.

    Bueno espero que escribas mas recetas.

    Un saludo,Raquel.

    • Siéntate en mi cocina 1 septiembre, 2010 a 11:15 #

      Hola Raquel, me alegro mucho cuándo cocináis los platos y os salen tan ricos, espero que continúes disfrutando del blog. Seguiré escribiendo recetas para compartir con todos vosotros y aprendiendo de vuestros consejos. Un abrazo.
      Concha.

  2. Heraldo de Estrellas 29 septiembre, 2010 a 01:23 #

    Primero que nada he de confesar algo, yo no soy demasiado bueno para la cocina, jamas lo he sido, pero disfruto mucho de probar alimentos deliciosos, por muy flojo que eso suene 🙂

    Bien, despues de ese lapso de confesión; tambien debo decir que este blog me agrado mucho, y aunque proviene de un mundo diferente del mio, debo apreciarlo como lo que es: una verdadera obra de arte.

    Espero que pueda volver a pasar por mi blog, es agradable tener visitas nuevas; y me comprometo a volver a pasar por aqui en algun otro momento. Muchas gracias.

    • Siéntate en mi cocina 29 septiembre, 2010 a 12:38 #

      Heraldo, eres un ser lleno de sensibilidad y talento tempranos, pues eres muy joven. Agradezco tus elogios y no pierdas nunca esa calidez. Mundos distintos hay, personas diferentes, culturas… pero eso es lo que nos enriquece y al mismo tiempo conserva más arraigadas aún muchas de nuestras ideas.Claro que volveré a visitar tu blog y recomiendo lo hagan todos los que siguen el mío.
      Un abrazo y continúa sembrando de talento las páginas de tu blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: