EL ARROZ Y LA VAINILLA, SE DIERON UNA BUENA “LECHE”

2 Sep

Con arroz bomba, una vaina de vainilla, azúcar y  leche, he tardado un “voy y vuelvo” en terminar este rico postre.

Arroz con leche al perfume de vainilla

Ingredientes para 4  ó  6 personas:

  • 1 litro de leche entera
  • 250 gramos de arroz bomba
  • 150 a 200 gramos de azúcar ( resultará dulce o muy dulce, según gusto)
  • 1 vaina de vainilla
  • 100 gramos más de azúcar para hacer tejas de caramelo(opcional)

Preparación:

Ponemos a hervir 1 litro de agua, echamos el arroz y lo dejamos 8 minutos.

Mientras tanto, en una cacerola de fondo grueso ponemos a hervir la leche, con una puntilla abrimos la vaina a lo largo, sacamos las semillas y  lo añadimos todo (vaina y semillas).

Escurrimos el arroz, lo incorporamos a la leche hirviendo y dejamos que cueza a fuego lento aproximadamente de 14 a 16 minutos, hasta que esté tierno.

Servimos en cuencos individuales y lo adornamos con un unas tejas de caramelo o con unos adornos de caramelo líquido.

Tejas de caramelo:

Ponemos en una sartén los 100 gramos de azúcar y la dejamos que se transforme en un caramelo rubio.

Cortamos dos trozos grandes de papel de hornear. Echamos el caramelo en el centro de uno de los papeles, cubrimos con el otro  y estiramos con el rodillo hasta darle el grosor que nos guste. Debemos realizar esta operación con rapidez porque el caramelo se enfría enseguida y se endurece.

Una vez frío el caramelo, quitamos el papel superior y  lo cortamos  a nuestro gusto.

Frase del día: La vainilla bien “carilla” y la Cocacola, fresquita como una “ola”.

Escuchando un “C.D. Blues” de los mejores como Holiday, Sonny Boy Williamson, B.B. King, Little Walter… (que nos han prestado Jordi y Angela y está genial), venía yo pensando en la vainilla, por lo del postre de hoy.

La vainilla es la única especie de orquídea que se utiliza para aromatizar los alimentos.

Dice la leyenda que Moctezuma ofreció a Hernán Cortés una bebida de cacao aromatizada con especias y vainilla, en un vaso de oro.

Fueron los españoles quienes le dieron su nombre actual, porque su fruto es parecido a la vaina de una pequeña espada.

A pesar de que los Mayas y los Aztecas enriquecían el cacao con vainilla, los que la cultivaban eran los Totonacas, que ocupaban las regiones costeras del golfo de México, alrededor de las actuales Veracruz y Papantia.

Los Aztecas la conseguían, comerciando con ellos a cambio de otros productos.

A mediados del siglo XIX, los cultivadores franceses aprendieron la forma de inseminar artificialmente las flores.

Al llegar a Europa fué un éxito, y donde más se apreció fué en la Corte Francesa.

Después de varios ensayos de polinización artificial de la planta, un joven esclavo de la isla Reunión, llamado Edmon Albius fué quien creó el procedimiento práctico que todavía se utiliza…

Varios de los que lo habían intentado antes que él pretendieron hacerse con el mérito, pero gracias a Dios en aquellos años se produjo la abolición de la esclavitud y se otorgó con justicia a Edmon Albius el patronímico de Albius, por el color blanco “alba”, de la flor .

Los productores de la Reunión introdujeron en 1.880, su cultivo en Madagascar.

Hay varios paises en el mundo productores de vainilla, Indonesia, India, Tahití, etc, pero  Madagascar a día de hoy sigue siendo el principal, con un 60% de la producción mundial.

Para obtener una vainilla rica en aromas, su cultivo y preparación necesitan minuciosos cuidados, por esta razón es uno de los productos agrícolas más caros del mundo.

Para dato curioso, saber que la compañía Cocacola es la mayor consumidora mundial de extracto natural de vainilla. Cuando en 1.985 se presentó la nueva Cocacola, la economía de Madagascar fué a la quiebra y se recuperó sólo después de que esta nueva bebida  fracasara.

La razón, es que la nueva bebida utilizaba un sustituto sintético, más económico que la vainilla natural y su demanda se redujo a la mitad en éste periodo.

En 2.002 se lanzó al mercado la “Cocacola vainilla”, lo que aumentó la venta un 10%, a pesar de que la receta original contenía vainilla natural.

Actualmente se utiliza en la elaboración de perfumes, helados, repostería e incluso como aliño, mezcladas sus semillas con aceite.

PARA UN DESAVÍO

Cuando cocemos unos huevos, siempre es bueno que aprovechemos el gas o la electricidad que consumimos para hacer varios a la vez, reservando unos cuantos en la nevera, y consumirlos en ensaladas o para añadir a un guiso, cortaditos en ruedas.

Viene una visita inesperada y hacemos una pasta ¡pero la salsa tarda tanto!, bueno, pues para conseguir que el tomate frito de “bote” parezca mucho más casero, sofreímos dos cucharadas de cebolla muy cortadita y cuando comienza a ablandarse, añadimos media lata pequeña de tomate triturado y una cucharadita de melaza de azúcar y sal. Freímos unos 6 ó 7 minutos e incorporamos a esta salsa el tomate frito de bote.

No es un tomate casero, pero casi casi…, probad y vereis  .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: