MAGDALENAS DE COCO Y CANELA PARA EL NENE Y LA NENA

29 Nov

En el blog del 7 de noviembre, dedicado a Jan Van Eyck y su “retrato Arnolfini”, vimos algo de la técnica empleada en su ejecución, y los detalles más interesantes de esta obra.
Hoy os voy a contar la historia de las “andanzas” de este cuadro.

El retrato Arnolfini es terminado en 1.434, en respuesta posiblemente al encargo de los retratados.

Antes de 1.516 los documentos lo sitúan en poder de Don Diego de Guevara, (caballero español de la Corte de los Habsburgo) quien habiendo pasado la mayor parte de su vida en Holanda, posiblemente conociera a la familia Arnolfini en sus últimos años.

Don Diego de Guevara regala el cuadro, cerca de 1.516  a Margarita de Austria.

En 1.530  Margarita deja la obra en herencia a su sobrina María de Hungría, (hermana de Carlos V e hija de Juana la loca y Felipe el hermoso) quien en 1.556 se marcha a vivir a España.

Maria de Hungria retratada por Hans Krell.

En 1.558 Maria de Hungria fallece. El cuadro es descrito en el inventario de sus bienes, pasando entonces como parte de la herencia a la colección de su sobrino Felipe II.

El rey español encargó varios retratos de sus hijas, cuyas poses están claramente inspiradas en las de “los Arnolfini”, uno de los cuales se conserva en el Museo del Prado y os muestro abajo. Su autor es Alonso Sánchez Coello, quien sustituyó tras su muerte a Tiziano como Pintor de la Corte.

Año 1.575. Óleo sobre lienzo 135 X 149 cm.

En 1.599, un Diplomático Alemán asegura haber visto el cuadro colgado en las paredes del Real Alcázar de Madrid. Según su relato se le habían pintado en el marco unos versos de Ovidio: “Mira lo que prometes: ¿Qué sacrificio hay en tus promesas?. En promesas cualquiera puede ser rico”.

Durante el reinado de Felipe IV, el retrato Arnolfini aparece descrito en un inventario de la Colección Real.

Es casi seguro que Velázquez siendo pintor en la corte de Felipe IV, conociera profundamente el cuadro y se inspirara en él al usar el espejo como recurso pictórico en algunas de sus obras, como La Venus del Espejo o Las Meninas.

Aunque entre las Meninas y El Matrimonio Arnolfini no se utilice el mismo juego especular, entre las dos obras existe indudablemente un punto común de búsqueda de la superación de la bimensionalidad.

1700 Otro inventario confirma que el cuadro seguía en el Alcázar.

1.794 Tras el incencio que destruyó el Antiguo Alcázar, la obra se documenta ahora en el nuevo Palacio Real de Madrid.

1.816 Repentinamente la obra aparece en Londres como propiedad del coronel escocés James Hay, que supuestamente había luchado en España apoyando al ejército contra las tropas Napoleónicas.

Este militar alegaba que, tras haber sido gravemente herido en la batalla de “Waterloo”, en 1.815, vio la pintura en la habitación donde había estado convaleciente en Bruselas. La obra le gustó tanto que persuadió a su dueño para que se la vendiera…

Sin duda, la historia que contó Hay era una gran mentira.

Resulta más que probable, que el coronel Hay participase en la batalla de Vitoria (1.813), en la que las tropas francesas que escoltaban a José Bonaparte en su huida, fueron derrotadas por un ejército multinacional de británicos, españoles y portugueses al mando del Duque de Wellington. Tras la refriega, los británicos  encautaron un cargamento de “obras de arte” que los franceses habían desvalijado de la Colección Real Española. (La ayuda hubiese sido completa si los ingleses hubiesen puesto los cuadros en su sitio)

Unos 90 cuadros, pero no éste, pasaron a manos de Wellington, y están en su casa de Londres, Apsley House.

El coronel Hay ofreció como obsequio la pintura al príncipe Jorge IV. El príncipe tuvo la obra dos años, en Carlton House, antes de devolvérsela a Hay en 1.818

En 1.818 Hay deja la obra a un amigo en depósito, desde entonces no se tienen noticias de ella, al menos durante trece años.

1.841 Vuelve a haber noticias públicas sobre el cuadro.

1.842 El retrato es adquirido por la recién creada Galería Nacional de Londres, por un valor de 730 libras esterlinas, y es inventariado con el número 186.

Actualmente sigue expuesta en el citado Museo, (como hemos visto en anteriores blogs) pero han desaparecido sus antiguos postigos laterales y el marco con los versos de Ovidio. (Algo que se contradice con la versión de un “experto” que asegura la fecha del marco en el siglo XV, añadiendo que es de los pocos marcos que se conservan de esta época en dicho Museo)

Como podéis ver, a veces una obra de arte contiene  “datos ajenos” que la hacen irresistiblemente interesante, y en este caso que nos ocupa es realmente una pena haber perdido de una forma tan “rocambolesca” tantos cuadros maravillosos.

Afortunadamente este maravilloso cuadro no pertenece a una colección privada, y  no ocupa la pared de una triste habitación en penumbra, como muchos otros. Al menos, “El Matrimonio Arnolfini” se encuentra en un gran Museo para disfrute de muchos.

Magdalenas de coco y canela


Ingredientes para una docena de magdalenas:

  • 150 gramos de harina leudante (o normal y 1 sobre de levadura)
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos grandes
  • 1 yogur natural
  • 1/2 cucharadita de levadura, si se ha utilizado harina leudante
  • 2 cucharaditas de café de canela en polvo
  • 75 gramos de coco rallado
  • 75 gramos de mantequilla en pomada

Preparación paso a paso:

Preparamos los ingredientes y tamizamos la harina con la levadura.

Ponemos la mantequilla en el microondas a 700  de potencia, durante 20 segundos y la dejamos en pomada, y la batimos con el azúcar.

Añadimos los dos huevos y batimos bien el conjunto hasta que sea una mezcla homogénea.

Incorporamos a continuación la canela, el coco, el yogur y la harina tamizada con la levadura en forma de lluvia. Mezclamos bien el conjunto, sin batir demasiado.

Rellenamos los moldes hasta 2/3 de su altura, y metemos al horno precalentado a 175-180º, durante 15 o 20 minutos.

Quedan riquísimas.

Si queremos las podemos napar con una cobertura mucho más sencilla que la que hicimos para los cupcakes.

Cobertura sencilla al aroma de limón:

Ingredientes para cubrir una docena de magdalenas:

  • 150 gramos de mantequilla
  • La ralladura de un limón. (o de naranja, lima…)
  • La cantidad de leche condensada que admita hasta estar dulce y compacta. (yo le he puesto 3 cucharadas)

Preparación:

Metemos la mantequilla en el microondas a 700 de potencia, durante 20 0 3o segundos, hasta que tenga consistencia de pomada y la batimos bien.

Añadimos la ralladura de un limón, y mezclamos bien.

Añadimos poco a poco la cantidad de leche condensada suficiente para que tome cuerpo.

Tiene que quedar lo suficientemente firme para que cubra la magdalena y quede pegada a su superfície.

Esperar a que las magdalenas se enfríen, y napar la superfície con una manga o con la ayuda de un cuchillo ancho.

Anuncios

2 comentarios to “MAGDALENAS DE COCO Y CANELA PARA EL NENE Y LA NENA”

  1. Inspector Lestrade 14 febrero, 2012 a 11:21 #

    A esto lo llamo yo fusilar de la Wikipedia indiscriminadamente. Podías haber tenido la decencia de hacer referencia a la misma. Aunque claro, entonces hubieras dejado patente que no tienes ni pajolera idea de historia ni sobre la trayectoria del cuadro.

    Me surge una duda, visto lo visto en el apartado cultural de la entrada. Fusilarás tus recetas igual, o son de cosecha propia?

    • Siéntate en mi cocina 15 febrero, 2012 a 14:49 #

      ¿Fusilar de la wikipedia?.
      Bien, educado “amigo/a”. La finalidad de este blog desde su creación no es otra que “compartir” y aprender juntos todas aquellas materias que me parecen enriquecedoras, y que van desde los fogones a la fascinante historia.
      Es evidente que no has leído más que esta entrada, o quizás estabas aburrido buscando atacar por atacar sin argumentos.
      Por suerte, para aprender dispongo de bastante material didáctico, libros de arte, historia, ciencia. El resto, como todo aquel que necesita ampliar, reforzar, “contrastar”, de una forma más rápida, lo encuentro en internet, como todo el mundo.

      Dudo que esa ira injustificada que desprenden tus palabras desaparezca al leer parte de mis “fuentes”, pero quizás te quedes más tranquilo/a, aunque sólo sea por el hecho de que me haya sentado a contestarte.
      Algunas fuentes de esta entrada y la anterior del “Retrato Arnolfini” son:
      “The National Gallery Guia”, de Erika Langmuir, National Gallery Company Londres. “La Guia del Museo del Prado”, Aldeasa 2.002. “Velázquez, el pintor de la luz”, 2.001 editorial Libsa. “Velazquez, la esencia del tiempo” de Santiago Alcolea Gil para Circulo de Lectores.
      Tampoco estaría mal que pincharas aquí: Como te gusta la Wikipedia y dices que invento; “Museo del Prado-Wikipedia la enciclopedia libre”, aquí verás pruebas de que el cuadro se inventarió varias veces en la colección real española. Los versos no existían en un principio como citan otras fuentes, sino que los mandó poner el rey. Y especiálmente para tí: http://www.museoimaginado.com-“el expolio napoleónico”. aquí aunque no hacen referencia al coronel “James Hay”, podrás leer que Wellington interceptó las obras de arte y después de llevarlas a Inglaterra intentó devolverlas…, ¿porqué si aún estaba aquí no las dejó en España?
      Una vez en Inglaterra Wellington se puso en contacto con Fernán Nuñez, Ministro de España en Inglaterra,(tengamos en cuenta que las obras de arte se encontraban ya en Inglaterra y Wellington acababa de regresar, tras su COLABORACIÓN en la guerra).
      Fernán Nuñez como agradecimiento y como si fuese una obligación política ¡le regaló todos los cuadros!, no algunos, sino ¡TODOS!. Sin comentarios…
      En cuanto al cuadro que nos ocupa puedes buscar en internet El matrimonio Arnolfini y James Hay. Ahí podrás comprobar que lo robó por su cuenta (no estaba en el lote de Bonaparte como te he referido anteriormente). Lo cogió por su cuenta…

      Así pues ya que no hay “argumentos” en tu ¿queja?, he aprovechado para ampliar un poco más esta historia con los míos.
      Dicho todo ya no me queda más que decir que es el primer y último comentario que esté escrito en semejantes términos de falta de respeto, coherencia y sustancia que vuelva a contestar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: