PANECILLOS DE TRIGO, PAN Y CEBOLLA CONTIGO.

25 Feb

Al pie de la torre lo esperaba, torre que fue cárcel y preso su corazón del que acudía. El venía presuroso con su tranquila sonrisa, la besaba y hacia el Alcázar partían. Entre coches de caballos por la Puerta de Jerez, y en el Archivo de Indias se pararon otra vez. La Catedral impresa en sus pupilas robaba sus ya perdidos sentíos, y caminando a su sombra, bajo los arcos, él le compró a una gitana una rama de romero y la puso en su pelo.

En el Alcázar pasearon por las suntuosas salas, donde infantas alumbraron, guerras y acuerdos se tejieron, y bailaron ricas damas. Salieron a los jardines buscando el frescor de la tarde, y en sus laberintos se perdieron. Para después encontrarse y jurarse amor eterno…, pasara lo que pasase. ¡ y que de besos se dieron!.

En el Barrio de Santa Cruz se dejaron llevar por las sensaciones; el bullicio de la gente, el olor de los jazmines, los patios llenos de flores. Y por sus estrechas calles el le contaba leyendas que sucedieron un día, entre las viejas paredes cuajadas de buganvillas.

En el callejón del agua parecían resonar los cascos de los caballos, por los empedrados suelos. Y al doblar la última esquina; ella hubiese jurado escuchar el chocar de las espadas …, de antiguos duelos que en esas calles enfrentaron a más de dos caballeros.

Al caer la noche, sentados en el Alfonso, junto al Parque de Mª Luisa. Rodeados de bellos pabellones del 29. De ese duende y de ese embrujo que destila toa Sevilla. Se miraban de hito en hito, incapaces de escuchar lo que los demás decían. Una leve brisa traía aromas que embriagaban los sentidos. Y el cielo cuajao de estrellas invitaba a pasear a la vera de su río.

A solas por la calle Betis un hombre y una mujer, enamorados perdíos. Con el cielo reflejado en el río y la hermosa Giralda al frente, ¿donde sino en Sevilla querrían quererse?.

Recuerdos de mi primer encuentro con Sevilla, enamorada hasta las trancas.

Dice Mario Benedetti en; “Fundación del recuerdo, Poemas de otros”:

Un recuerdo amorosamente fundado

nos limpia los pulmones

nos aviva la sangre

nos sacude el otoño

nos renueva la piel

Yo me he sacudido el otoño, mi corazón ha bombeado más deprisa la sangre mientras recordaba y lo escribía. Pero aunque fuera ya mi invierno seguiría amando a Sevilla. Y a mi sevillano, ¡más todavía!.

Panecillos de harina de trigo paso a paso, contigo



Ingredientes para 12 o 14 panecillos:

  • 500 gramos de harina de fuerza
  • 25 gramos de levadura fresca
  • 10 gramos de sal
  • 350 ml de agua
  • Un chorrito de aceite de oliva.
  • Semillas de sésamo negro o amapola (opcional)

Preparación:

Calentamos el agua hasta que esté templada (muy caliente mataría a las bacterias de la levadura). Agregar la sal y la levadura, y mezclar hasta su completa disolución.

Tamizar la harina y ponerla en un bol, haciendo un hueco en el centro. Ir agregando con una taza la mezcla de agua con la levadura y la sal desleídas. Mezclar con una cucharada de madera, e ir añadiendo agua, según se va incorporando poco a poco a la harina, formando una masa.

Añadir el chorrito de aceite de oliva, y seguir añadiendo agua, mientras lo pida, hasta obtener una masa blanda.( Vamos a necesitar, prácticamente todo el agua, en función del tipo de harina)

Espolvoreamos la encimera con un poco de harina y volcamos la masa sobre ella. Amasar unos 15 minutos, extendiendo la masa en todas direcciones, para estirar el gluten lo máximo posible, y conseguir una masa más esponjosa.

Poner la masa en un bol, previamente espolvoreado con un poco de harina. Tapar con film transparente, pegado a la masa, y dejar levar al menos dos horas. Otra opción sería hacer este primer paso por la noche, dejando para el día siguiente el resto de la elaboración.

Transcurrido el tiempo de levado, amasamos para quitar el aire. Después separamos la masa en dos partes, y hacemos varios panecillos con cada una. Para hacer los panecillos, cogemos una bola y le damos forma por la parte de abajo, para redondear la masa. (dependiendo del tamaño del panecillo, obtendremos aproximadamente de 6 a 14)

Se colocan los panecillos de la forma deseada, en este caso redondos, sobre una placa de horno pintada con aceite, y se le practican dos cortes en forma de cruz a cada uno. Se dejan reposar tapados con un trapo limpio, otros 45 o 50 minutos, o el tiempo que precisen para esponjar, en función de la humedad y calor ambiental donde reposen. (los mios han subido en 35 minutos)

Una vez han esponjado, los pintamos con agua y los metemos en la parte central del horno precalentado a 180-190º, justo hasta que comiencen a dorarse. Una vez los saquemos, los volvemos a pintar con agua, estando aún calientes.

Que aproveche

Es el “contigo pan, incluso sin cebolla. Vamos, pan con pan si hace falta”

En cuanto a Sevilla:

Parte de la catedral y el Archivo de Indias…, con los carros de caballos.

Antiguos graffitis en la fachada del Archivo de Indias

El giraldillo de “repuesto” que descansa en uno de los patios de la Catedral

Tantas veces te he visitado, precioso Alcázar, y todavía siento un leve cosquilleo en el estómago cuando traspaso estas puertas

Y estos centenarios muros, que dan paso  al “Patio de la Montería”

El “Patio de muñecas”, si os fijáis el juego con los niños, consiste en encontrar las dos muñecas; una está donde arranca el arco, justo alineada con la parte inferior del arco de la ventana de enfrente. ¿La podéis ver encima de las tres eles invertidas?

Sobre el estanque de Mercurio, aprovechando magistralmente un trozo de muralla Almohade, “La Galería Grustesca o de grutescos”; realizada en el siglo XV por Vermondo Resta.

La torre donde lo esperaba

Pasando los siglos y tú ahí siempre imponente

¡Esos patios del Alcázar!

Los del Barrio de Santa Cruz

La Sevilla moderna


Caminando a su sombra, de romero puso un ramo en su pelo…

Y esa Giralda va apareciendo entre naranjos

Y ahí estás.¡Con ese señorío que no se puede aguantar!.

¡Hasta pronto Sevilla! ¡ ¡Por donde quiera que mires! ¡que arte más grande tienes!.

Anuncios

4 comentarios to “PANECILLOS DE TRIGO, PAN Y CEBOLLA CONTIGO.”

  1. Abraham 26 febrero, 2011 a 22:25 #

    Enhorabuena por el blog!

    Es uno de lo mas originales que he visto por ahi. Que mejor que la buena comida de mama acompanada por historias cargadas de sentimientos!

    Que siga asi!

    • Siéntate en mi cocina 27 febrero, 2011 a 00:53 #

      Muchas gracias Abraham. Me alegro mucho de que te guste el blog, y espero que estés bien en Abu dhabi. ¡Que trabajador y que valiente eres!
      Un abrazo muy grande

  2. Carmen 27 febrero, 2011 a 14:52 #

    Viva tú. Porque voy pa Sevilla en dos semanas, y me has puesto los vellos de punta, y la boca se me hace agua.

    Yo también me enamoro en Sevilla. Dos o doscientas veces. Pero siempre. Cómo no. Sevilla está para mojar pan… y panecillos.

    Felicidades por regalarme esta entrada de blog en este glorioso domingo por la tarde.

    Sigue escribiendo así. Y que nosotros te leamos.

    • Siéntate en mi cocina 28 febrero, 2011 a 13:02 #

      Gracias por tu comentario Carmen. Que suerte tienes de venir en dos semanas. Tu que conoces bien Sevilla, sabes que cuando estés aquí, podrás disfrutar de los primeros aromas que destilan los naranjos en flor, y de un clima primaveral delicioso.
      Un abrazo grande y te deseo que disfrutes al máximo durante tu estancia en tu ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: