CALABACINES RELLENOS DE TXANGURRO JAPONÉS. PA LA CRISIS EL SURIMI TE LLENARÁ DE PLACER.

27 Jun

Al señor calabacín le va muy bien el sabor del marisquito. Con una lata de txangurro o unas barritas de surimi y algunas gambitas…, delicioso. Os aseguro que repetiréis .

Calabacines rellenos de cangrejo o surimi

Ingredientes para 4 personas:

  • 4 calabacines grandes, redondos o alargados
  • 2 puerros
  • 150 gramos de calabaza
  • La carne de vaciar los calabacines
  • 10 palitos de cangrejo
  • 12 gambas congeladas peladas (opcional)
  • 1 lata de carne de cangrejo (opcional y en ese caso sin gambas)

Para la bechamel de tomate:

  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave
  • 2 cucharadas rasas de harina
  • 4 cucharadas de tomate frito
  • Leche caliente (la que admita hasta tener una bechamel ni demasiado ligera, ni demasiado espesa. Pimienta y una puntita de chili en polvo (opcional este último)
  • Queso suave para gratinar

Preparación:

Vaciamos los calabacines con un sacabolas o una cuchara.

Los ponemos a hervir en una olla con agua y sal, hasta que estén más bien al dente, es decir un poco blandos pero no demasiado o se romperán al rellenarlos.

Reservamos y vamos sofriendo el puerro cortadito en tres de cucharadas de aceite

Añadimos la calabaza en trozos pequeños y la carne de los calabacines. Sofreímos hasta que la verdura esté al dente.

Escurrimos el exceso de aceite, si lo hubiera, y reservamos. Vamos haciendo la bechamel con tomate.

Ponemos la mantequilla y el aceite en una sartén o cazo de fondo grueso, y cuando se caliente incorporamos la harina y hacemos un roux (que es la mezcla de la harina con la materia grasa, hasta que quede homogénea).

Cuando comience a dorarse un poco la harina, le vamos añadiendo poco a poco la leche, hasta obtener una bechamel ni demasiado fina ni demasiado espesa. Debe tener cierta consistencia pero resultar ligera al paladar.

Salpimentamos y ponemos el tomate, cuando le quede poco para estar lista, es decir a los 10 o 15 minutos.

Una vez lista la bechamel (los 12, 15 minutos necesarios para que la harina se cocine y no sepa a crudo y para obtener el punto deseado de consistencia) incorporamos el surimi en este caso troceado y las gambas si las hubiera, o la carne de txangurro troceada con la mitad del surimi.

Y las verduras que teníamos reservadas

Lo tenemos todo un minuto para que se integren los sabores y apartamos. Vamos rellenando los calabacines.

Espolvoreamos con el queso y gratinamos en el horno.

Los servimos acompañados de salsa de tomate

Deliciosos con una vinito blanco seco…, o un rosado bien fresco.

Otra opción sería hacerlos sin bechamel, poniendo arroz cocido y mahonesa con un poco de tabasco o tomate frito, y servirlos fríos.

Espero que os guste. Un abrazo a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: